“Día del maestro”

La autoridad en un hogar de estudiantes, no se ejercita mandando, sino sugiriendo y amando: Enseñando. Si no existe una vinculación espiritual entre el que enseña y el que aprende, toda enseñanza es hostil y de consiguiente infecunda. Toda la educación es una larga obra de amor a los que aprenden. (…) En adelante solo podrán ser maestros en la futura república universitaria los verdaderos constructores de alma, los creadores de verdad, de belleza y de bien”.

Retomando lo que el manifiesto liminar de la Reforma Universitaria de 1918 supo destacar, hoy quiero desearles a todos aquellos docentes que a diario llevan su labor con amor y dedicación, un feliz día.

Agradecido, Prof. Dr. Alberto Barbieri.

Rectorado – UBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *